En las Ciencias Sociales muchas veces se realizan planteamientos de alta complejidad cognitiva. Sin embargo, no se suele reflexionar lo suficiente sobre la terminología utilizada, o lo que es más pertinente, sobre los conceptos que comúnmente utilizamos. Por eso que hoy quiero compartir con ustedes algunas consideraciones de Emile Durkheim sobre el hecho social.

¿Quién fue Emile Durkheim?

el hecho social

Emile Durkheim

Fue un sociólogo francés nacido en 1858 que estudió en la Escuela Normal Superior de París. El titulo alcanzado en esta institución en realidad lo acreditaba como filosofo. Su interés por el estudio de la sociedad lo llevaron a Alemania donde leyó mucho de los precursores de la sociología. Por ejemplo: Saint-Simon y August Comte, de los cuales fue continuador en términos generales.

Sus obras más reconocidas son Las reglas del Método Sociológico (1894), El Suicidio (1897),  Las Formas Elementales de la Vida Religiosa (1912). Y algunas otras obras publicadas después de su muerte como son La Educación Moral (1925) y El socialismo (1928). Falleció en 1917 deprimido por la muerte de su hijo en la Primera Guerra Mundial. Podemos decir además que Durkheim fue un positivista, y que a pesar de haber leído atentamente a Marx no simpatizaba con la idea de lucha de clases. Creía en el entendimiento entre los diferentes estratos sociales y no en el cambio violento o más bien revolucionario.

¿Qué es un Hecho Social?

En su texto Las Reglas del Método Sociológico Durkheim deja bien claro cuáles son sus nociones respecto a este concepto. Estas ideas tienen múltiples aristas, algunas de las cuales voy a tratar de reflejar a continuación. Nos dice:

Es hecho social toda manera de hacer, fija o no, susceptible de ejercer sobre el individuo una coacción exterior; o también, que es general dentro de la extensión de una sociedad dada a la vez que tiene una existencia propia, independiente de sus manifestaciones individuales.

Durkheim con esto quiere significar que los hechos sociales son aquellas formas de obrar, pensar y sentir, que se encuentran por fuera del individuo. Es decir, de nosotros mismos. Estos hechos sociales tienen una facultad particular: tienen poder de coacción. O lo que es lo mismo, capacidad para imponerse por sobre la voluntad del individuo (sea uno consciente o no). Parafraseándolo, somos víctimas de una ilusión al creer que ciertas formas de hacer o pensar son nuestra elaboración propia. Más bien, estas formas de hacer y pensar nos fueron impuestas desde el exterior según Durkheim.

Estas creencias y formas de pensar de la que nos habla Emile tienen que ver con las instituciones. Con este término él entiende lo siguiente:

Podemos llamar institución, sin desnaturalizar su sentido, a todas las creencias y a todos los modos de conducta instituidos por la colectividad; entonces, se puede definir a la sociología diciendo que es la ciencia de las instituciones, de su génesis y de su funcionamiento.

Pues aquí está bien claro, las instituciones para Durkheim son las creencias y las conductas, que por ejemplo nos transmitieron nuestros padres para ser aceptados por la comunidad. La sociología para él sería la ciencia que estudia estas normativas. Debemos tener bien en claro que esto fue escrito en 1894, y que corresponde justamente al periodo fundacional de esta disciplina. Muchas de estas nociones hoy en día son ampliamente discutidas por los sociólogos, a pesar de que el respeto por figura de Durkheim, sigue siendo amplio. Pues su rol fue central en la difusión e institucionalización de la sociología propiamente dicha.

Espero haberte cautivado para que continúes leyendo un poco más sobre esto. No te olvides de seguir en contacto a través de Facebook o Twitter pero antes me gustaría saber que pensas vos: ¿Se te ocurre algún ejemplo para graficar este concepto? ¿Qué formas de pensar crees que te fueron impuestas?

The following two tabs change content below.
Soy Profesor de Historia con Orientación en Ciencias Sociales, y actualmente me encuentro haciendo la Licenciatura en Historia.

Deja un Comentario!